¿Qué es un broker de Forex?

El ordenador personal (PC) e Internet han permitido que los traders minoristas proliferen más que nunca. Cuando las operaciones de trading en línea se expandieron a nivel mundial, los brokers de Forex decidieron ofrecer acceso con apalancamiento al mayor mercado del mundo: el mercado de divisas.

Por tanto, un broker de Forex es un intermediario entre el mercado y el trader. El broker ofrece a los traders la oportunidad de especular con los movimientos del mercado de divisas a través del apalancamiento.

En la actualidad, un broker de Forex es mucho más que un simple intermediario a través del cual se accede al mercado de divisas. Su papel ha ido creciendo conforme aparecían nuevos mercados y estos ganaban popularidad.

Un trader minoritario puede, desde una misma cuenta de trading, operar en los mercados del oro, el petróleo o incluso las criptodivisas. Además, puede utilizar un mayor número de estrategias desde una misma cuenta y diversificar mejor la cuenta de trading frente a las correlaciones del mercado.

Cuentas de corretaje de Forex

Existen diferentes tipos de cuentas de trading dependiendo de cómo se organice la actividad del broker de Forex. Y con ellas, diferentes condiciones de trading.

Por ejemplo, algunos brokers actúan como Market Makers. Estos brokers, también denominados «mesas de negociación», reflejan el mercado real y ofrecen a los traders condiciones similares a través de la plataforma de trading. Efectivamente, el trader opera con el broker sin que las posiciones se transfieran al mercado. En este caso, lo más probable es que el broker ofrezca una cuenta con spreads fijos y además cobre una comisión.

Otros brokers redirigen todas o algunas de las órdenes de sus clientes a los proveedores de liquidez con los que trabajan. En el caso de que todas las operaciones se gestionen a través de proveedores de liquidez, el corredor estará operando un negocio sin mesa de negociación. Si solo algunas operaciones se gestionan a través de proveedores de liquidez y el resto se gestiona de forma interna, estaremos hablando de un negocio híbrido, una combinación entre un negocio con mesa de negociación y uno sin mesa de negociación.

Lógicamente, cuanto mayor sea el número de proveedores de liquidez con los que trabaje un broker, mejores serán las condiciones de trading que este puede ofrecer: márgenes bajos, menores comisiones y varios tipos de cuentas de trading.

Las cuentas de trading varían en función del modelo de negociación del broker. Los brokers sin mesa de negociación utilizan la tecnología Electronic Communication Network (ECN) o el modelo Straight-Through Processing (STP).

En este caso, el broker aplica spreads variables que cambian con las condiciones del mercado: estos spreads se ajustan cuando hay poca o ninguna volatilidad del mercado y se amplían cuando se publican noticias económicas importantes o cuando la liquidez es escasa o nula (por ejemplo, durante el rollover de una posición de un día a otro). En este caso, la ventaja más significativa es que el corredor garantiza una cobertura cuando hay un mercado y no envía recotizaciones para una operación «en el mercado».

Cómo empezar a operar con un broker de divisas

Todos los brokers de Forex tienen presencia online y publicitan sus servicios tanto a sus clientes actuales como potenciales. Para registrarte con un broker, solo debes seguir unos sencillos pasos:

  • rellenar tus datos personales;
  • verificación por SMS;
  • responder a unas preguntas sobre tu experiencia de trading;
  • depositar fondos en tu cuenta de trading.
¡Y eso es todo!

En ocasiones, la cuenta tarda de unas pocas horas a un par de días en empezar a funcionar, dependiendo principalmente del proceso de verificación de la identificación y del método de financiación utilizado para depositar fondos.

Fuentes de ingresos de un broker de Forex

La principal fuente de ingresos de un broker de Forex es el spread entre los precios bid y ask. Cada par de divisas o instrumento financiero que proporciona un broker tiene dos precios: bid y ask. Al comprar, siempre se parte del precio ask y, al vender, se parte del precio bid.

En otras palabras, imaginemos que hemos comprado el par EURUSD a 1.1030 y la cotización ha aumentado a 1.1058. La diferencia entre ambos precios es de 28 pips. Al comprar el par, hemos utilizado el precio ask. Si decidimos cerrar la operación, deberemos cuadrarla. Para ello, al cerrarla, el broker establece una definición del precio bid a partir del cual vender.

El spread varía en función del par de divisas o del producto financiero. Por ejemplo, el spread más ajustado suele encontrarse en el EURUSD, el par de divisas más popular; mientras que los pares cruzados (es decir, los que no tienen el USD en su denominación) tienen un spread más amplio.

Además de los spreads, los brokers también cobran comisiones que varían según el volumen de cada operación y el tipo de cuenta de trading. Además, algunos métodos de retirada de fondos están sujetos a tarifas, aunque depende de cada broker.

Ven y opera con FXOpen

FXOpen es un broker muy popular entre los traders minoristas gracias a su conformidad normativa y a sus excelentes condiciones de trading. Actualmente es uno de los mejores brokers del sector.
Hay multitud de opciones a elegir para cada tipo de trader, desde cuentas micro ECN hasta cuentas STP, pasando por cuentas demo: para traders principiantes, de nivel intermedio y experimentados.